Mrs. Ramyeon

Este es un post que escribí en Noviembre(de 2011), disculpen la atemporalidad de la historia de mi vida.

El blog de Noé Domínguez
, in 22 January 2011

Hace muuuucho tiempo que no escribo, la verdad es que he estado muy ocupado estos días. He tenido una experiencia un tanto de sentimientos encontrados sobre mi estancia. La verdad es que he tenido que trabajar muy duro, como nunca lo había hecho y a diferencia de México, el estrés no solo está concentrado cuando se acerca la semana de examenes sino durante todos los días. Mis hábitos del sueño se han trastornado, ahora estoy durmiendo cuando sale el sol, pues es en la madrugada es cuando puedo ganar mas tiempo efectivo de estudio y tareas. No creo que sea lo peor que me ha pasado porque he procurado dormir almenos 5 horas diarias, solo que en otra hora del día. Mi desayuno es a las 2 de la tarde, mi comida a es a la 6 y mi cena es por ahí de la 1 de la mañana o las 12. En general, no está tan mal a pesar de que he tenido en realidad poco tiempo para mí o para visitar Corea. Tal vez vaya a tener Enero libre, pero me han dicho que el invierno es muy crudo y solamente puedes permanecer en tu casa o salir a beber a un bar. Bueno, eso me lo dijeron en un bar así que mejor no le tomen mucha atención a mi comentario.

Hoy decidí hacerme un pequeño espacio para escribir, un rato de esos en los que a veces solamente te tiras en la cama, en los que lees las noticias… las atrocidades que están pasando en casa, el tiempo en el que revisas tu correo, en el que platicas con alguien que te encuentras mientras caminas, el tiempo que te toma lavarte los dientes… Son cosas que le dan sentido a tu día cuando estás muy ocupado, o más bien te sacan de la rutina. Así que voy a compartir con ustedes algunos de esos momentos raros y cortos.

Un día en el que salí de clases a las 3 de la tarde se me ocurrió acudir a la cafetería que está cerca del departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias computacionales. Decidí entrar por el lado donde está la tiendita, donde la señora que atiende parece ser que siempre te regaña, además de que es muy “malencarada”. Pasé a ver a la barra de alimentos por si acaso seguían sirviendo y ya no había nada, me sentí muy loser la verdad porque tenía mucha hambre, entonces seguí mi camino para ir en busca de frutos y raíces comestibles que hubiera en el jardín -Bazzinga!- . Por casualidad esta vez decidí atravesar la cafetería para poder llegar a la biblioteca, cuando me encontré con que al otro lado había un lugar secreto donde estaban sirviendo fideos. Hasta entonces no lo había visto, pues nunca había atravesado hacia a la biblioteca por adentro de la cafetería.

Cheeselicious
Cheeselicious

Ahí solamente hay una cajera y una señora preparando al menos 5 platos de fideos (Ramen 라면) a la vez sobre la parrilla. Nadie hace ruido, todos comen y nadie platica. Decidí preguntarle a la cajera que era lo que vendían, ella me contestó Ramyeon de Queso (치즈라면) 1,500(원) wons, Ramyeon de queso y arroz (치즈라면고 밥) 2,000(원) wons. El Ramyeon es una comida muy barata, además de popular en Corea y en el mundo. Según la Wikipedia estos fideos precocidos nacieron en Japón bajo la mano de Momofuku Andō en el año de 1952. Es una comida bastante barata, poco nutritiva, sin fibra, con 3 gramos de Sodio, pero muy rica en carbohidratos. Una porción tiene entre 350 y 550 calorías normalmente dependiendo del paquete, lo que puede representar en su máximo cerca del 50% de la ingesta calórica promedio (1,200 cal). Es muy popular en los estudiantes asiáticos consumir Ramyeon en las madrugadas o incluso como snack durante el día y es incluso un remedio para las noches de juerga.

Fun fact: se dice que el ramen se consumió mucho en Japón después de la segunda guerra mundial, las condiciones económicas no eran muy favorables.

La señora que prepara los fideos, a quien por definición le asignaremos el alias Mrs. Ramyeon, es toda una celebridad en la escuela y a decir de mi compañero de cuarto, coreano, prepara los mejores fideos de COREA. No sé a cuantos y que lugares haya ido a comer Ramyeon, ni si en su familia hasta el agua se les queme, pero por experiencia propia puedo decirles que están muy buenos. La combinación ganadora es Ramyeon con arroz (치즈라면고 밥), y Kimchi, no mezclados en la sopa sino cada uno por separado. El kimchi al igual que el agua afortunadamente es cortesía de la casa y puedes tomar el que quieras. El modo más popular de comerlos es: primero comes los fideos con el Kimchi, sin terminarte el caldo, una vez terminados los fideos puedes comer tu arroz a cucharadas y sopeado.

Kimchi
Kimchi

El Ramyeon es considerado económicamente como un bien inferior, el cual cuando bajan los ingresos su demanda aumenta. En realidad no sé cuando sea la temporada en la que se consuman más fideos en la escuela, pero para analizar los [Freakonomics] (http://en.wikipedia.org/wiki/Freakonomics) de este platillo bastaría con hacerle una entrevista a Mrs. Ramyeon, quien es una celebridad en potencia.

el siempre fan del queso, Noé.